Frases de Felicidad

  • Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…
  • El procedimiento más seguro de hacernos más agradable la vida es hacerla agradable a los demás.
  • Todo lo que la tierra da y todo aquello que se llama felicidad sólo es un juguete de la suerte; lo que nosotros somos, eso sólo nos pertenece.
  • El verdadero secreto de la felicidad consiste en exigir mucho de sí mismo y muy poco de los otros.
  • Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta.
  • La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.
  • La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.
  • No hay más que una manera de ser feliz: vivir para los demás.
  • La felicidad es la certeza de no sentirse perdido.
  • El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace.
  • He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz.
  • ¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu.
  • Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.
  • La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, más exactamente, a pesar de ti mismo.
  • No debemos permitir que alguien se aleje de nuestra presencia sin sentirse mejor y más feliz.
  • Carecer de algunas de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad.
  • Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.
  • El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.
  • La felicidad que se vive deriva del amor que se da.
  • La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación.
  • No existe la felicidad. A lo largo de la vida hay briznas de dicha que se deshacen como pompas de jabón.
  • Siempre la felicidad nos espera en algún sitio, pero a condición de que no vayamos a buscarla.
  • Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.
  • La felicidad es una estación de parada en el camino entre lo demasiado y lo muy poco.
  • Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras que no la ame.
  • La vida es tan incierta, que la felicidad debe aprovecharse en el momento en que se presenta.
  • La verdadera felicidad consiste en hacer el bien.
  • No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.
  • El placer es felicidad de los locos, la felicidad es placer de los sabios.
  • Ningún hombre es feliz a menos que crea serlo.
  • Existe un solo procedimiento para ser feliz merced al corazón, y es no tenerlo.
  • Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre, pero muchas veces miramos tanto tiempo la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotros.
  • Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias.
  • Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. Pero si os falta la primera, estáis perdidos.
  • La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar.
  • Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego.
  • ¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades?
  • El que cae desde una dicha bien cumplida, poco le importa cuán hondo sea el abismo.
  • La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.
  • Seamos agradecidos con las personas que nos hacen felices, ellos son los encantadores jardineros que hacen florecer nuestra alma.